jueves, 28 de febrero de 2008

Posar o no posar, es la cuestión



La naturalidad es una virtud y a la hora de fotografiar es encima una alegría. Los políticos son, o deberían de ser, expertos en esto aunque hay muchos casos en los que nada mas ver una cámara ponen la mejor de sus sonrisas y son capaces de dejar que se les encasquille la mandíbula antes que poner cara seria, la naturalidad se va al carajo. En estas fotos se ve el ejemplo de naturalidad,primero, y de sorpresa, después, al ver al fotógrafo apuntando y si encima es amiga de hacer gestos pues ya tenemos la foto. De Micaela Navarro debemos de tener todos los que la fotografiamos una buena colección de gestos y eso se agradece porque algunos parecen marionetas de cartón que llevan siempre la sonrisa pintada.

1 comentario:

Heckler dijo...

No la conozco personalmente pero me transmite simpatia esta mujer.
La de abajo me gusta mas ademas la alcaldesa tambien te dirige una fugaz miradita.