domingo, 9 de noviembre de 2008

Curiosa señal


Las señales viarias vienen ahora como los huevos Kinder, con sorpresa. Al principio no sabia que era pero fijándome bien vi que era un caballito de mar trompetero y con manos, obra sin duda de una alegre factoría china, quien si no tiene tan buen gusto para esto de los adornos y los animales mitológicos. Después de unas fotos tomé el paraguas que llevo en el coche, estaba muy alto, y me lo llevé al periódico donde mi compañero, y sin embargo jefe, lo adopto pegándolo en su ordenador. Espero que no crezca. Por cierto, que la foto se la dedico a Alberto, experto en esto de señales viarias raras.

1 comentario:

Alberto Román dijo...

El apasionante mundo de las señales de tráfico...

Gracias por la dedicatoria... me ha emocionado.