miércoles, 19 de noviembre de 2008

Pleno al quince


El otro día los inmigrantes que duermen en la calle a la espera de que comience la recogida de la aceituna protagonizaron una invasión pacifica del salón de plenos. Con este gesto, y la presión de los medios, han conseguido que el albergue abra antes sus puertas y puedan dormir bajo techo. Comienzan a perder el miedo a luchar por un trato digno que les permita unos mínimos derechos como trabajadores y como personas.

No hay comentarios: