miércoles, 4 de marzo de 2009

Saldremos a la lluvia


Y si llueve saldremos a la lluvia, a vaciar el semillero de sonrisas y esperar cosechas…
En la silla de parar las prisas, tanto correr, tanto asentir, tanto quemarse…
El viento te traerá nuevos encuentros, amores nuevos y una vida dulce… más plena cuanto menos soberbia. Si arrecia el viento norte abajo velas, calzarse botas y elaborar archas, sobre la superficie nos salvamos desde lo más profundo respirando…
No solo pueden ellos, y mejor si no hay motores, tenemos velas… bajo nosotros los huesos y las piedras que son los sedimentos de nuestra incierta gloria.

Manolo García

2 comentarios:

Caesar dijo...

Eso te iba a decir, tanta poesía escrita no podía ser tuya. la tuya se ve, no se lee.

¡qué cursi yo!¿no?

Charro dijo...

Ofú... qué empalagosos estáis...