viernes, 6 de marzo de 2009

Todos a la carcel...otra vez








De nuevo en la cárcel. Esta vez era por la visita de Mercedes Gallizo que es la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias. Nos citan a las 9,45 horas de la mañana para que nos identifiquemos, todos tenemos que estar previamente acreditados, normalmente una semana antes mas o menos, y entramos todos en grupo. Móviles apagados y ademas tienes que dejarlos en el control de accesos (yo me lo dejo en el coche que ya me conozco la película y me ahorro un paso) y eso que hay innividores y no tienes nada de cobertura pero por si las moscas se dejan fuera. Normalmente te cruzas con muy pocos reclusos y mira que casualidad que mi compañero Abolafia (si un día va a la luna seguro que se encuentra allí con un tosiriano) coincide en un pasillo con uno de su pueblo al que saluda cordialmente y luego me cuenta porque esta el paisano entre rejas, saludar a uno es "normal" lo raro seria que saludases a mucha gente. Esta vez hemos estado en una parte que yo no conocía, salimos hasta un patio donde hay unos invernaderos donde encuentras plantaciones de distintas variedades de lechugas y de claveles entre otras hierbas. Una puerta no se abre hasta que no se cierra la que acabas de pasar y tienes controles con funcionarios muy a menudo. Es todo muy espacioso pero nunca te olvidas de que estas encerrado y rodeado de muros con alambre de espino. Nosotros entramos muy escoltados por varios funcionarios que no te quitan ojo y nos llevan hasta un telar donde se va a realizar la rueda de prensa. A la señora Gallizo le presentan a dos reclusos a su llegada, son los encargados del telar, y aqui viene la sorpresa, mi compañero plumilla Rafa Abolafia me sopla que uno de los reclusos es el asesino de Rocio Estepa, la que fuera su pareja, ademas esa misma mañana había salido una información publicada en mi periódico sobre el caso, creo que casi todos se dan cuenta, aunque nadie dice nada, y los crujimos a fotos y vídeos. Pienso que es un torpe encuentro que podían haber evitado los señores de la Prisión Provincial. Estos son los dos únicos presos que podemos fotografiar, porque han dado su permiso por escrito, de los edificios solo podemos en algunos sitios que nos van indicando así que vas haciendo archivo para renovar las fotos que ya están mas que trilladas. Después de la corta visita donde ni siquiera vemos el taller funcionando todos a recorrer otra vez los pasillos y a la calle. Nos devuelven nuestros deneises y los móviles y con ellos nuestro lastre al que estamos presos a diario. ¿Al fin libres?

5 comentarios:

Fernando Blanco dijo...

Es uno de los sitios al que menos me gusta ir, paranoia en cada esquina, un hedor a sudor rancio y el saber que tu eres el bicho raro allí dentro.
Una vez mientras hacía fotos de un concierto de la banda de la prisión, a oscuras, entre reclusos, me di la vuelta y tenía a un palmo de mi cogote a un recluso muy malrollero menos mal que los oficiales estaban alerta y le agarraron por el cuello al momento.

Son ganado y los tratan como tal

turistaentupelo.com dijo...

No estoy para nada de acuerdo con el comentario anterior, y si lo estoy con tu descripción.

Los presos no son ganado,aunque a veces si que se les trate como tal.

Si tú no te sentiste libre al salir, imagino a los que se quedaron dentro...

El Fogón de López dijo...

Una curiosidad. Despues de entrar ¿os dejaron salir a todos?. ¡¡¡Hay que joderse!!!

Fernando Blanco dijo...

Perdón, me refería a esta clase de presos llamémoslos "chungos", al entrar te quedas estupefacto por el trato que se les da, me recuerda al de las "seños" en los colegios con niños pequeños, te violenta el cómo les tratan pero cuando llevas un rato y ves que se les reprende y un minuto después vuelven, lo comprendes. Dios me libre de generalizar tanto en funcionarios de prisión, que los conozco, como en presos con los que he tratado.

El Fogón de López dijo...

Estamos a 27 de marzo, que pasa Agustín ¿todavia no te han soltao?, lo digo porque hace semanas que no cuelgas ni una fotrillo!!!.

salu2