sábado, 6 de febrero de 2010

Zarrias



Mas de uno esperaba unas lagrimitas, abrazos por doquier o demostraciones de cariño a espuertas, pero no fue así. Los fotógrafos lo vamos a echar de menos porque siempre nos dio mucho juego aunque ultimamente estaba como triste, apagado, no daba la vidilla de otros tiempos. Cambia de aires pero seguiremos viéndolo aunque supongo que no tan a menudo como antes con "los viernes de Zarrias".

No hay comentarios: