domingo, 7 de marzo de 2010

¿Celo profesional?



Normalmente hay como una especie de acuerdo tácito entre fotógrafos y policías a la hora de fotografiar detenidos, nosotros les tapamos la cara y ellos nos dejan hacer nuestro trabajo en paz, aunque algunas veces parece que tienen un extraño interés en que no saquemos la cara del detenido, en Francia por ley tienen que proteger su imagen pero en España no, ¿o si?.
Desde luego prohibido no debe estar cuando no tenemos centenares de querellas por ello y es por lo que no entiendo el esfuerzo de algunos funcionarios en tapar la cara o decirnos que no hagamos fotos, como en esta que ilustra el post, donde el policía me grita que no haga fotos a la vez que le tapa la cara al detenido. Yo les recordaría que no hay obligación de taparles la cara y que si se hace es por cortesía y por interés profesional para que no nos pongan demasiadas pegas a la hora de currar aunque a veces ellos incumplan nuestro "contrato".

2 comentarios:

Marcelo dijo...

Muy bueno Agu!

Alex Domínguez dijo...

Polis capullas hay en todas partes