jueves, 17 de abril de 2008

Todos a la cárcel


Siempre que toca ir a la prisión provincial hay que armarse de paciencia y de sentido del humor. El acceso es complicado y tienes que dejar el móvil a la entrada y esto para los que trabajamos en los medios es como dejarnos en cueros y a oscuras durante un buen rato. Aunque sabes de sobra que vas a salir la verdad es que da un poco de alegría cuando pisas de nuevo la calle. Imaginaos esto para el que se tire unos añitos a la sombra. Como nos toco un funcionario simpático no paramos de preguntarle por el paso del Cachuli por la cárcel de Jaén y otras curiosidades. En la foto vemos a la compañera Lourdes grabando a unos internos que están en cursos de preparación a la vida en el exterior.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay que ver que mona va esta chica siempre :D

José Mª C. dijo...

Agus, en la prehistoria (a�os 80 y posteriores) teniamos dependencia de las cabinas telefonicas, ni conociamos los moviles, ni buscapersonas. todo tenia otro ritmo

Salud2

AguLuna dijo...

Recuerdo que cuando empece en esto teníamos solo un "Busca" y nos lo turnábamos, así tenias cierta libertad, te largabas a trabajar y no te localizaban hasta que no regresabas a revelar al periódico. Ahora te pueden localizar hasta en medio del desierto del Sahara.