sábado, 31 de mayo de 2008

Una mañana perdida o no


Toda la mañana en la puerta de los juzgados de Úbeda esperando que salga de declarar el autor confeso de matar a un anciano por cuestiones de lindes. Haciendo puertas estábamos tres gatos y cuando por fin se deciden a sacarlo montan un despliegue de seguridad bastante absurdo aduciendo que velaban por la seguridad del acusado, que podía haber familiares del difunto y liarse una buena. Miramos alrededor de la plaza, enorme por cierto, y no había ni un alma asi que esta claro que no querían que sacáramos la foto del reo. Nos ponen tres coches en medio, lo sacan por una puerta lateral a la que han pegado el coche y encima agachado y tapado con un jersey, vamos, que no querían fotos. Normalmente tanto celo desproporcionado suele ser cuando el reo tiene amigos o parientes en las esferas de la Policía o la Justicia, desconozco si este era el caso pero mosquea un montón. Parecía que los delincuentes eramos nosotros y llamaron a la policía local para que les hiciera el trabajo sucio con la prensa y todo para llevarse a un señor de 60 años que se había entregado el solito. Desproporcionado e injusto. La cara de tontos que se nos quedo si que era para fotografiarla. Suerte del que llego antes y lo pillo a la entrada en la que al parecer no había peligro de familiares ni nada porque lo llevaron dos guardias civiles ellos solitos y sin mas parafernalia. Lo dicho, los delincuentes nosotros.
Bueno una mañana perdida pero aproveche para echar un buen rato de charla con los compañeros de Úbeda y sacarle una fotillo a este perro que se cobijaba de la lluvia bajo el coche de la "Mereterica", a buen recaudo. Menos mal que de vuelta nos esperaba una comida por todo lo alto en la Escuela de Hostelería Gambrinus, comida maridada con cerveza...rica,rica.

2 comentarios:

Lucas Contreras dijo...

Lastima que el amigismo o el dolar predomine en estas cuestiones. Bueno si al final te hinchastes que mas da.

Alberto Román dijo...

Ciertamente pasamos un buen rato, aunque perdiéramos la mañana. En fin..... Me he tomado la libertad de secundar tus palabras en mi blog (con perro incluido).

Saludos.