lunes, 2 de junio de 2008

Una de drogas


Menudo cachondeo se monta cada vez que vamos a la comandancia de la Guardia Civil a "retratar" el ultimo alijo decomisado. Lo normal es hacer coñas con el destino final de lo incautado y el guardia de turno te dice que es para una fiestecita, que si quieres te apuntas y nosotros siempre con la cosa de que vaya lastima que mira que quemarlo en un vertedero, pero por si las moscas allí nadie le quita el ojo a nadie y todos con la bromita, los periodistas pensando que siempre se pierde algo en el camino y los Civiles pensando que si se descuidan se pierde parte de las pruebas en el bolsillo de alguno. Todo de broma, eh!

6 comentarios:

Miguel Angel dijo...

Ya veo que esto pasa en todas la comandancias de la guardia Civil, forma parte del buen rollito que debemos tener con ellos, aunque luego tengan exceso de celo en los juzgados, como te paso el otro dia.
Aunque normalmente nos llevamos mejor con los de antidroga o con los de información que con los de trafico o los de protección de edificios.

Charro dijo...

Joder... ¡este tema da para tantas coñas que no se me ocurre ninguna!

AguLuna dijo...

Bueno, aquí los que están en los edificios suelen ser bastante apañados ahora que con los de Trafico es otro cantar tengo reciente una multa por pararme en el arcén para hacer una foto que cada vez que me acuerdo...bruuuggg!

AguLuna dijo...

Charro que te pierdes

Fernando Blanco dijo...

me aceurdo que en mi primer alijo acabamos descojonándonos mientras nos hacíamos fotos posando con la droga, una juerga pero sin catar, claro.

javierlunaro dijo...

Te aseguro que a veces no es broma.