sábado, 1 de noviembre de 2008

Paqui


Paqui es una niña alegre, como casi todos los niños, vive en Castellar en una pequeña casa sin ninguna comodidad junto a sus padres y sus cinco hermanos. Su casa tiene dos habitaciones y el salón hace las veces de dormitorio cuando llega la noche. El padre de Paqui llegó a este pueblo escapando de las 3.000 viviendas de Sevilla y un familiar le cedió la casa en la que viven ahora, se dedica a la chatarra y a lo que va saliendo. El barrio se llama El Polvorín porque antes había uno y bien parece que el polvorín hubiera estallado porque el desolador panorama que Paqui contempla a diario esta lleno de casas en ruina y escombros que sirven a los críos para jugar. Hoy es día laborable pero Paqui no esta en el colegio, esta en casa junto a su padre y un hermano muy pequeño. Estos días el pueblo anda revuelto por problemas entre payos y gitanos. Todo el pueblo se ha echado a la calle para protestar por incidentes con un par de familias gitanas. Paqui no pertenece a esas familias pero han pasado unos días llenos de temor con la Guardia Civil custodiando sus casas. Ahora los ánimos están mas calmados y los políticos han prometido el oro y el moro para acabar con el problema, pero el problema es que Paqui se criara en un ambiente de pobreza, ruinas, analfabetismo... y eso no lo ha elegido ella. Mas fotos aquí.

4 comentarios:

VerdeAceitunA dijo...

Es una lástima que niños inocentes no puedan decidir su futuro, el propio entorno social que tienen les priva de conocer y de descubrir otra forma de vida. Aquí en Granada, como bien sabes, está la zona norte, un barrio de gente humilde y no tan humilde, y por ciertas zona ves niños por la calle toodo el día, no van a la escuela por propia decisión de sus padres.

VerdeAceitunA dijo...

Se me olvidaba, muy buenas las fotos de la galeria.

Anónimo dijo...

Los niños y las niñas no saben ni quieren saber pues no tienen porqué.El mundo se lo hemos presentado y eso es lo que tienen o no tienen,depende.¡Qué faena! pues son lo más maravilloso e inocente.
Joder qué putada de mundo hemos fabricado.

Dani dijo...

Si señor muy buen trabajo y la entrada que has hecho muy humana. Por suerte quedo en un amago de lo que tristemente ocurrió en Martos.
Saludos