domingo, 9 de noviembre de 2008

Se repite la historia


Vuelve a pasar lo de todos los años. Los inmigrantes temporeros comienzan a llegar en espera de la campaña de la aceituna para la que este año, dicen, no se necesita personal. Por culpa del paro y la crisis va a ver pocos jornales pero esta gente tiene que buscarse la vida y llegan en manada desde otras campañas agrícolas. Tras tres días en el albergue de transeúntes tienen que marcharse a otra parte o dormir en la calle que es lo que les esta pasando a no pocos de estos trabajadores. Junto al albergue, y curiosamente junto al Banco de Alimentos, los ves calentarse como pueden y dormir al raso mientras que doscientas camas permanecen cerradas a escasos metros de ellos. No deja de ser paradójico. Entiendo que el problema no se soluciona poniendo mas camas o abriendo el albergue de temporeros antes de tiempo pero desde luego lo de dormir en la calle no creo que sea la solución. A los políticos les toca poner el remedio aunque normalmente lo que mejor se les da es parchear y salir en la foto. Me hizo mucha gracia ver a los concejales del PP en la puerta del albergue quejándose de esta situación cuando con ellos al mando se repetía de la misma manera.

No hay comentarios: